Saltar al contenido

World Padel Tour «La pista de Valladolid es única, maravillosa…»

Alejandra Salazar y Gemma Triay, durante la final de este domingo. / José C. Castillo

Lucho Capra y Alejandra Salazar fueron designados mejores jugadores de un torneo que se resolvió en dos sets en ambas categorías

Dos finales por la vía rápida, algo descafeinadas, en las que pareciera que el tiempo del permanente reloj del ayuntamiento y su sonido de las campanas hubiera corrido demasiado deprisa. Dos finales y un mismo patrón en el pádel. El juego lo tienen todos, y más los que llegan hasta la última ronda, pero es muy importante la confianza en tus posibilidades. Los que tuvieron más fe fueron los que vencieron. Maxi Sánchez y Lucho Capra empezaron esta cita fuera de las ocho cabezas de serie. Llegar hasta el final era una misión más que difícil, que muy pocas veces sucede, pero lo lograron. Creyeron en ello. La vinculación de ambos a la ciudad añadía un sabor especial al título. Lucho ha entrenado aquí muchos años.
Algunos menos, Maxi, cuando hacía pareja con Sanyo, los dos a las órdenes de Gus Pratto, pero ambos tienen gran aprecio a la ciudad y muchas amistades.

Lucho, mejor jugador del torneo en su primer título como profesional, estaba al término de la final como en una nube de la que le costará tiempo bajar:
«Valladolid es un lugar especial por haber estado acá tanto tiempo y por jugar delante de mucha gente que quiero». Algo ausente, aún, indicó: «Todavía no caigo mucho en lo que hemos hecho. En los últimos puntos me intenté…

Autor original:Para leer el artículo completo en una nueva ventana, haz click aquí