La polémica vuelve a surgir en torno al mal estado de unas instalaciones deportivas en la ciudad. En este caso, los afectados son los vecinos de Parque Azahara. En concreto, han sido miembros de la Peña Cordobesista Parque Azahara los que han mostrado públicamente la situación en la que se encuentran las pistas de pádel pertenecientes al Instituto Municipal de Deportes de Córdoba en dicha barriada de la ciudad. Los mismos han denunciado mediante vídeos y fotos publicados en sus redes sociales, el estado de abandono que sufre la instalación, que lleva cerrada desde 2018, tras haberse inaugurado en 2009. En este sentido, José Antonio Murillo, presidente de dicha peña, ha expuesto a CORDÓPOLIS que, desde la clausura de la misma, “la gente saltaba y utilizaba las pistas”, aunque el problema real llegó cuando “empezaron a entrar y a producirse vandalismos”, tales como llevarse el cobre, las tuberías o los aires acondicionados.