El pádel es uno de los deportes con mayor auge en nuestra provincia. No en vano, las diferentes instalaciones suelen tener un alto porcentaje de demanda durante la semana y el deporte cada vez cuenta con más adeptos.

Sin embargo, las nuevas restricciones han dejado a los dueños de los diferentes clubes en situación crítica. De hecho, al inicio del confinamiento, varios clubes de nuestra provincia tuvieron que cerrar por no poder hacer frente a los pagos.

Ahora, se encuentran de nuevo cerrados y sin soluciones. Algunos de ellos se han remitido a la Guardia Civil, Ayuntamiento e incluso a la subdelegación del Gobierno pero nadie les ha logrado explicar por qué tienen que cerrar.

“Legalmente, todo lo que se publicó en BOCyL, es abstracto. León abrió el viernes y la Policía les cerró. Perdemos entre tres mil o cuatro mil euros a la semana de facturación”, explica a SALAMANCA24HORAS uno de los seis dueños de clubes de pádel de Salamanca.

Una situación crítica y al límite para uno de los deportes que más ha crecido en los últimos años y en la que se espera que pueda haber una solución cercana.

Autor original:Para leer el artículo completo en una nueva ventana, haz click aquí
Los clubes de pádel, en situación crítica