Saltar al contenido

Las nuevas generaciones piden paso en el pádel valenciano

Pese a las dificultades encontradas debido a la pandemia provocada por el COVID-19 y las restricciones ordenadas por las autoridades a lo largo de este año, el circuito se ha podido sacar adelante con el esfuerzo de jugadores/as, clubs y federación. De hecho, es desde la propia Federación, de donde vienen los agradecimientos a los jugadores, clubes, jueces árbitros, patrocinadores, entrenadores y todos aquellos que rodean cada torneo del circuito, conscientes de que sin ellos, habría sido imposible.

La última cita no defraudó. Ni a los miles de espectadores que siguieron la retransmisión por streaming que de nuevo ofreció la federación, ni a los valientes que siguieron su desarrollo desde la calle, ya que el evento se celebró a puerta cerrada. Algo que de nuevo carece de sentido, ya que como en otros deportes, en lugar de situar al público en las gradas, con las medidas de seguridad necesarias, se amontonan en las proximidades de los campos para poder seguir de cerca los eventos.

Arantxa Soriano y Tamara Icardo vencen a las campeonas autonómicas

Arantxa Soriano mostró en toda su extensión la evolución que ha sufrido en los últimos meses. Bajando el nivel de riesgo y la velocidad de bola, acumulando más volumen de juego y limitando los errores se ha convertido en una jugadora mucho más peligrosa. A su lado emergió la figura colosal de Tamara Icardo. Dominadora del juego en toda su extensión consiguió templar los nervios de forma admirable en los momentos…

Autor original:Para leer el artículo completo en una nueva ventana, haz click aquí