Saltar al contenido

La última pelota de Patty y Eli

Esa bajada de pared de Patty Llaguno estrella en la red algo más que la pelota. Ahí se queda el partido que ella y Eli Amatriain estaban disputando, la semifinal del Estrella Damm Master Final 2020. Un duelo que pudieron ganar hasta en cinco ocasiones y lo acabaron perdiendo ante Alejandra Salazar y Ariana Sánchez.

Pero, sobre todo, en esa malla divisoria se confirma lo que sabemos, lo que intuimos, lo que negamos por más que resulte inevitable. Ahí, en ese instante, concluye una historia ejemplar de entrega, sacrificio, lucha, sufrimiento y amor. Esa última pelota que ya no pasa al otro lado convierte nueve años en un relato finito, cerrado, sin más opción de continuidad.

Y es justo ese momento, cuando el marcador resuelve definitivamente la incógnita de un tremendo partido y decreta vencedoras y vencidas, el que nos permite asistir a la última conquista de Patty y Eli, el mayor título que un deportista puede conseguir y del que muy pocos son merecedores: el reconocimiento pleno.

El último partido de Patty y Eli

La secuencia da forma a un epílogo conmovedor, a la altura de la huella imborrable que esta pareja ha ido forjando en este deporte.

Esa salida de pared directa a la red es la última pelota que Patty Llaguno y Eli Amatriain han jugado como pareja. A partir de ahí, el resultado pasa a segundo plano y es la emoción la que gobierna la escena. Sin estridencias ni exageraciones.

Las ganadoras, Alejandra Salazar y Ariana Sánchez, estremecidas…

Autor original:Para leer el artículo completo en una nueva ventana, haz click aquí