Saltar al contenido

La que has fallado

La de veces que me habré quedado pensando, ¿cómo he podido fallar esa bola tan fácil? Y es que si hay algo que duele son esos fallos con todo a favor.

¡La que has fallado!

Son fallos que te matan, porque antes de golpear la bola en tu cabeza ya has ganado el punto. No contemplas otra opción, es imposible fallarla… ¡hasta que va y la fallas!

¿Pero por qué? Pues esto es lo que vamos a ver a continuación, qué fallos tontos cometemos en el pádel y el porqué.

Fallo al querer “reventar” la bola

Uno de los fallos tontos más típicos suele ser ese globo corto del rival que se te queda a huevo no, lo siguiente, para mandarla fuera de la pista y quedarte como dios.

Pero lo mismo la mandas fuera sin botar en la pista contraria. No mides bien a la hora de golpear. Te emborrachas de bola y la cagas. Le das tarde/pronto, mal y sin pensar, porque es una bola tan fácil que con sólo darle será punto, pero en este caso no para ti.

La sacas de la pista porque le das con el canto, la dejas en la red, la estampas contra la pared o, lo que es peor, ¡ni le das! Has pasado de poder lucirte al “tierra trágame” en pocos segundos.

¿Cuál es el fallo aquí? Claramente el hecho de que te confías porque ves el punto muy fácil. Y sí, es un punto fácil pero no te puedes confiar. No te precipites y te llenes de bola, concéntrate como si fuese el golpe más difícil del mundo y golpea como tú sabes.

Foto de World Padel Tour Los fallos tontos en el pádel

¿Volea, bandeja, remate o cagada?

Esta pasa justo por lo…

Autor original:Para leer el artículo completo en una nueva ventana, haz click aquí