Saltar al contenido

La clase media del pádel mundial renuncia al torneo argentino de la Premier Pádel

Las consecuencias de la creación exprés de un circuito alternativo a World Padel Tour comienzan a pasar factura a la Federación Internacional (FIP) y a la Asociación de Jugadores Profesionales (PPA). Después de que en Madrid aflorasen las desavenencias entre los principales cabezas de serie y sus colegas de las zonas media y baja del ranking, la ausencia esta semana de 60 de las 100 mejores palas del planeta en el torneo P1 de Mendoza (Argentina) vuelve a mostrar las dos realidades que se viven en el seno de la PPA.

En esta ocasión, los esfuerzos del presidente de la FIP, Luigi Carraro, no han bastado para evitar algunas bajas de renombre como las de los españoles Javi Garrido, Coki Nieto o los hermanos Javi y José Rico, entre otros. Nada más conocerse las numerosas ausencias al cierre de las inscripciones el pasado 29 de julio, la organización de la Premier Padel se vio obligada a ampliar el plazo hasta el pasado viernes 5 de agosto. Mientras, y según el entorno de varios jugadores, el dirigente italiano intentaba convencer en primera persona a algunos de los ausentes para que cambiasen de opinión.

Al margen de la saturación en el calendario que ha supuesto la creación de la Premier Padel, y de las consecuencias físicas y fisiológicas de los más de 10.500 kilómetros que separan Madrid de Mendoza, han sido las diferencias en el trato y, sobre todo, la falta de protagonismo de la clase media en la PPA las que han empujado a un buen número de sus socios a…

Autor original:Para leer el artículo completo en una nueva ventana, haz click aquí