Cuando Gemma Triay y Lucía Sainz rememoran sus partidos en Madrid, sus palabras guardan cierto lamento. La menorquina y la catalana no han podido desplegar su mejor versión sobre el 20×10 madrileño, incapaces de gustarse bajo las particulares condiciones de la capital. Por la altitud, la bola viaja entre los rincones de la pista a una velocidad distinta. Ocurre que su mudanza a Madrid el pasado mes de noviembre les ha dado un valioso tiempo de rodaje para este Estrella Damm Open quepauta el regreso del World Padel Tour.



Se sienten preparadas para corregir los errores en los que hayan podido incurrir en el pasado y acometer la construcción de mejores resultados. «Ya sentimos Madrid como nuestra casa, así que esperamos hacer un cambio. Vamos a ir partido a partido, pero con más ganas que nunca», subraya Lucía Sainz en una entrevista con EFE.

A ambas los casi cuatro meses de inactividad se les han hecho largos, pero aguardan con motivación la vuelta del World Padel Tour. El circuito ha confirmado que sus dos próximas citas serán en Madrid y, con este primer calendario, ellas empiezan «a ver la luz».

«Tenemos muchas ganas de competir, aunque la situación será extraña. Nos hemos tenido que hacer la prueba de la COVID-19 y nos han pasado los protocolos de entrada y salida que deberemos seguir en el Madrid Arena. Por ejemplo, no podremos estar en pista antes de nuestro partido, ni entrar a ver los partidos de nuestras rivales. Será todo raro, pero…

Autor original:Para leer el artículo completo en una nueva ventana, haz click aquí
Gemma Triay y Lucía Sainz, dispuestas a cambiar su suerte en Madrid