Saltar al contenido

El ruido insoportable del pádel

El pádel es un modo de desconectar del trabajo para muchos, pero para los vecinos del centro deportivo Hacienda la Santa, en Espartinas ha sido un suplicio durante más de cuatro años. Cuando el número de pistas pasó de una a tres, el ruido «insoportable» a sólo 10 metros del salón de su casa hizo que un matrimonio emprendiera un movimiento que ha terminado ante los tribunales para poder estar «tranquilos» en su casa. Ambos sufrieron «un trastorno adaptativo ansioso depresivo de carácter moderado que requirió actividad curativa de carácter sintomático», según recoge la sentencia del Juzgado de lo Penal número 11 que ahora les da la razón.

El Juzgado de lo Penal número 11 de Sevilla ha condenado a M. A. M. T. a seis meses (una multa de 1.800 euros) por un delito contra el medio ambiente y 360 euros de multa por dos delitos de lesiones. Además lo inhabilita durante un año para el ejercicio de «cualquier actividad, profesión u oficio relacionado con el pádel, sea o no renumerada». Además, la pareja denunciante, cuya representación legal ha ejercido el abogado José María Núñez, recibirá cada uno 6.751,05 euros de indemnización.



La pesadilla para esta pareja comenzó en el verano de 2008. El ayuntamiento de Espartinas remitió a nueve vecinos de la zona del centro deportivo denunciado la solicitud de su licencia de apertura a nombre de L. R. F. Un año más tarde, con las pistas de pádel en funcionamiento, una de ellas, L. P. V. presentó varias…

Autor original:Para leer el artículo completo en una nueva ventana, haz click aquí