Dejando a un lado el sobreesfuerzo de entidades e instituciones por retomar y acabar las campañas de los deportes económica y socialmente más relevantes de España: el fútbol y el baloncesto, el pádel es una de las disciplinas que mejor está cumpliendo con sus profesionales en esta nueva normalidad. Hubo revuelo en la desescalada, por todas las trabas para que, en este deporte de parejas, se pudiera entrenar con la otra mitad. Una vez resuelto este aspecto, el máximo circuito mundial, el World Padel Tour ha metido la sexta marcha hacia su recuperación.

Ya se han disputado dos torneos a puerta cerrada en el Madrid Arena. Según explican los hasta siete malagueños que han participado en ambos, siguiendo medidas exhaustivas: test serológicos, toma de temperatura, nada de contacto entre competidores más allá de los que se midan en ese momento en la pista y mascarillas. Todo es poco. Y, por ahora, están cumpliendo, porque esta amplia representación de la provincia no hace más que crecer en la élite internacional. En categoría masculina han vuelto a la pista: Álex Ruiz, Momo González y Ernesto Moreno, y en femenina: Bea González, Carolina Navarro, Mari Carmen Villalba y Andreína de Los Santos.

Con sus luces y sus sombras, todos han comenzado a despegar, aunque sí cabe destacar un nombre es el de la jugadora que ha vuelto a poner a la provincia en lo más alto del podio. A sus 18 años, Bea González, junto a Marta Ortega, asombró al mundo el pasado domingo…

Autor original:Para leer el artículo completo en una nueva ventana, haz click aquí
El ‘nuevo’ pádel habla malagueño