El pádel femenino extremeño goza de buena salud. Con Paula Josemaría como una de las mejores jugadoras del mundo –ahora es la quinta jugadora del ránking–, el deporte del 20 por 10 tiene el futuro asegurado en la élite. Pero Paula no es la única que llega pisando fuerte. En el último torneo de World Padel Tour, disputado en Barcelona, dos extremeñas que no llegan a la mayoría de edad se colaron en el cuadro final, una situación que hace unos años era impensable en la región.

Lorena Rufo y Aitana Pérez, ambas cacereñas y de 17 y 16 años respectivamente, jugaron la fase final del torneo. Para Lorena Rufo no era la primera vez, pero sí lo era para Aitana Pérez, que guarda un bonito recuerdo de la experiencia en Barcelona.

Con los 18 años aún por cumplir, Lorena Rufo y Aitana Pérez ya se codean entre las mejores jugadoras del mundo. La primera ya es asidua a esa fase final del torneo y en el campeonato de Alicante, que comienza esta semana, ya jugará a partir del cuadro final, en dieciseisavos. Para Aitana Pérez fue una experiencia nueva y exigente. «Jugar con las de arriba no tiene nombre, es totalmente diferente», explica la cacereña de 16 años.

Ambas vuelven a la carga en el torneo del World Padel Tour que se celebra desde esta semana en la localidad de Alicante

En cambio, Lorena Rufo ya está más acostumbrada a las elite del pádel internacional. «Las primeras veces es increíble jugar contra esa gente, porque tú creces viendo a esas…

Autor original:Para leer el artículo completo en una nueva ventana, haz click aquí
El futuro del pádel extremeño está más que asegurado