Saltar al contenido

Diferencias entre Tenis y Pádel – Otros deportes – Sportcartagena – Diario deportivo de Cartagena y comarca

Juntos, pero no mezclados

En el último año, deportes como el pádel han acabado por desbancar al tenis en cuanto a popularidad entre los más jóvenes. Aunque muchos puedan creer en primera instancia que uno no dista demasiado del otro, la realidad es que cada uno de estos deportes guarda sus propias características más allá de sus respectivas reglas de juego. Del mismo modo que el futbol no consiste sólo en patear un balón, el pádel y el tenis tampoco tratan únicamente sobre golpear una pelota blandiendo algo parecido a una sartén plana. Más allá, constituyen unos de los deportes más relativamente sencillos de practicar, pero que también dan cabida a una gran profesionalización.

Pese a su similitud, el tenis y el pádel guardan sus diferencias entre sí, cada una pensada para hacer de dicho deporte en su propio campo una actividad más eficiente en función de su propósito. En primer lugar, salta a la vista que el equipamiento para padel es ligeramente distinto al material del que precisa el tenis. Por una parte, las pelotas de pádel pueden ser algo más grandes que las de tenis, lo que añade un peso mayor a su aumentado volumen. Y, por otra parte, lo que en tenis se conoce como raqueta en el pádel se denomina pala y, compacta, absorbe más el golpe de la pelota restando la velocidad que sí admiten las cuerdas entrelazadas de la raqueta. Pero, ¿por qué estas sutiles diferencias?

Orígenes:…

Autor original:Para leer el artículo completo en una nueva ventana, haz click aquí